Denunciaron por «hostigamiento y acoso sexual» a un alto jefe policial de Comodoro

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

Un jefe de la Unidad Regional fue acusado por una policía de 21 años por acoso sexual reiterado en el ámbito laboral. Describió con detalles distintas situaciones que padeció en los últimos meses por parte de su superior.

Un importante funcionario policial que presta servicio en Comodoro Rivadavia fue denunciado por una joven efectiva que se desempeña a su cargo por “hostigamiento, maltrato e intimidación”.

La denuncia oficial involucra a un efectivo jerárquico quien fue acusado por distintos hechos de violencia de género en el contexto del ámbito laboral.

La denunciante fue una empleada policial que presta servicios en el mismo lugar, quien se presentó ante la sede de la Comisaría de la Mujer Zona Sur, donde brindó detalles de lo ocurrido en ese ámbito en distintas situaciones.

La denuncia fue realizada oficialmente ante la Comisaría de la Mujer.

Al trascender la denuncia, que se llevó adelante el pasado 15 pero se conoció en las últimas horas, circuló que la Jefatura de Policía estaría evaluado su pase a disponibilidad del efectivo.

La denunciante es una policía de 21 años domiciliada en el barrio San Cayetano, quien describió con detalles distintas acciones por las que responsabilizó al efectivo.

En su denuncia ante la Comisaría de la Mujer y la fiscalía, describió que se desempeñaba trabajando en la Unidad Regional desde hacía un año, cuando comenzó a sufrir distintas situaciones de acoso sexual.

Por ejemplo, según trascendió de la denuncia, el efectivo realizaba comentarios sobre su cuerpo, incluso delante e otros jefes policiales, y que fue forzada a darle un beso en la boca. 

También contó que en su momento no denunció la situación por tener “miedo” y contó: “una vez me dijo que el podía ser muy peligroso”.

Además, describió que recibía mensajes telefónicos en el marco de un “acoso constante”, en el que cotidianamente le decía “algo distinto” sobre su cuerpo y “hacía comentarios de que quiere tener relaciones” con ella.

En su denuncia la mujer contó distintas situaciones ocurridas en el ámbito de la seccional policial, incluso delante de otras autoridades de la fuerza para que “entregue”.

“Cuando yo iba al baño me decía que le hablara de él señalizando mi vagina y sino cuando volvía miraba su miembro y le decía que ya la iba a conocer haciendo referencia a mí cuerpo”, contó.

También explicó que en los últimos tiempos el denunciado se enteró que se encontraba en pareja con un empleado policial, decidió el traslado de este efectivo y le “ha hecho la vida imposible”.

Finalmente describió que decidió realizar la denuncia ante un último hecho ocurrido días atrás, con un fuerte contenido sexual explícito.

Si bien contó que en esa situación había decidido pedir la baja de la fuerza, finalmente se animó a realizar la denuncia.

Además, describió que cuando debían realizar una comisión en otra ciudad le insistía con que durmiera con él en el mismo lugar, pero que finalmente dormía en la casa de distintas efectivas.

«Yo no tengo la culpa de lo que me está pasando. Quiero dejar constancias que él nunca me respeto y nunca tuvo un trato de jefe y subalterna, nunca me llamo por mi apellido siempre me ponía apodos o me decía mamita. Nada más…” finalizó.

También en su denuncia aportó datos de testigos de lo que estaba declarando -algunos de ellos también policías-, señaló que no recibió amenazas directas del efectivo y contó que borró los mensajes que recibía porque le daba “asco”.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario